Consejos para tus joyas

Las piedras naturales y las joyas con baño de oro pueden verse deterioradas por el contacto con agentes químicos, por lo que se deben mantener siempre lejos de jabones, perfumes, cremas, detergentes... Este tipo de piedras preciosas también pueden deshidratarse, por lo que es recomendable evitar las fuentes de calor directas como por ejemplo, las luces y los radiadores.

Para una correcta limpieza de las joyas utiliza agua tibia con jabón neutro, frote delicadamente con un cepillo muy suave, aclare cuidadosamente con agua tibia y seque con un paño suave.

Para que tu joya de Gerique se mantenga como nueva, te recomendamos guardar la pieza en una bolsa individual, en una caja cerrada o en el estuche de Gerique que recibes en el momento de la compra.